domingo, 14 de noviembre de 2010

La chica de rosa

 


 
Título original: Pretty in pink
Año: 1986
Director: Howard Deutch
Guionista: John Hughes
Intérpretes: Molly Ringwald (Andie Walsh), Jon Cryer (Duckie), Andrew McCarthy (Blane McDonnagh), Harry Dean Stanton (Jack Walsh), Annie Potts (Iona) y James Spader (Steff).
 
Hoy me apetecía sesión ochentera y por eso me he visto por enésima vez La chica de rosa. Vista hoy quizá no sea una gran película, pero para mí es una película mítica de mi juventud junto con Regreso al futuro y Todo en un día. Por eso os animo a que si no la habéis visto, le deis una oportunidad.

La chica de rosa es la típica historia de amor juvenil en un instituto. Andie es una chica inteligente, independiente, de carácter fuerte y muy segura de sí misma. No se deja pisotear ni influenciar por nadie, tiene las ideas claras y sigue su propio estilo, tanto es así que para solventar su precaria situación económica trabaja en una tienda de discos y se diseña su propia ropa. El problema es que está enamorada de Blane, un chico serio, guapo y sensible, pero rico. Ambos se sienten atraídos, pero la diferencia de clase social y sus círculos de amistades hacen bastante improbable que la relación pueda funcionar a menos que logren ignorar la opinión de los demás.

Quizá el personaje de Blane es el menos logrado de toda la película. En algunos momentos podemos llegar a odiarle por su falta de decisión y su indiferencia, parece que no le corre sangre por las venas, más cuando lo comparamos con otros de los personajes.  Lo que sí que es cierto es que los secundarios son de lo mejor de la película.

  • Duckie, el mejor amigo de Andie, es la estrella indiscutible. Es un chico extravagante, pero tierno y dulce que haría cualquier clase de sacrificio por su amiga de la que está perdidamente enamorado. Interpretado por Jon Cryer (visto recientemente en Dos hombres y medio) consigue que el espectador lo adore y se emocione con él, robando incluso planos a los dos protagonistas. Indispensable no dejar de ver el baile que se pega en la tienda de discos.
  • Iona, la jefa de Andie. Extravagante como Duckie, regenta una tienda de discos. Suele vestir de un modo que ahuyentaría a más de uno y sus peinados son de lo más pintoresco, pero también tiene un gran corazón y es una gran amiga.
  • Jack, el padre de Andie. Vive hundido desde que su mujer le abandonó, pero es un pozo de sabiduría y un gran consejero.
  • Steff, el mejor amigo de Blane. James Spader interpreta aquí a un chico rico y sin escrúpulos al que lo único que le preocupa es el dinero, conquistar mujeres y mantener su status quo. Egoísta y cruel, moverá los hilos en función de sus intereses.

Todos estos personajes salen de la mano de John Hugues, guionista de otros clásicos de Molly Ringwald como Dieciséis velasEl club de los cinco. También se le conoce por ser el autor de los libretos de Todo en un día, Sólo en casa o Beethoven. Todas ellas, películas que en su día fueron muy apreciadas.

No creo que pueda decir mucho más sobre ella, excepto que es una comedia-drama juvenil muy bien cimentada, que nos traslada a la mitad de la década de los 80 con lo que también puede llegar a tocar la fibra de los nostálgicos. Para mí, una película especial. ¿Os animáis a verla?



3 comentarios:

  1. Pues tendré que verla...es una de los 80 que me perdí.. :P

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Raquel!

    Mira que me gusta el cine de los 80, pero esta peli no la he visto. ¡Tendré que ponerle remedio!

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate, Laura! Yo le tengo especial cariño y no soy muy imparcial con ella, pero es una película entretenida y simpática y la bso está muy bien. Para cualquier tarde de domingo, no hay nada mejor :)
      ¡Besotes!

      Eliminar