lunes, 25 de abril de 2011

Dirty sexy money


El dinero puede hacer tus sueños realidad. El dinero es poderoso. El dinero te hace importante. El dinero te da un nombre. El dinero es sexy. Pero también es mezquino, egoísta, rastrero y sucio. Y si no que se lo digan a los protagonistas de la serie Dirty sexy money.

Estamos ante una de las series más divertidas, ingeniosas, satíricas y mordaces de los últimos años. Como si se tratara de resucitar a los clásicos Dinastía o Falcon Crest, Dirty sexy money nos sitúa en el epicentro de una de las familias más adineradas de Manhattan y allí somos testigos de los tejemanejes, de las intrigas y artimañas que son capaces de tramar estos ricos de última generación con tal de mantener el status quo y evitar  futuros escándalos, especialmente por parte del patriarca, un excelente Donald Sutherland.

La trama arranca con la llegada de Nick George a la acaudalada familia Darling. George acepta convertirse en el abogado de la familia y con ello tener que lidiar con todas las excentricidades y problemas legales que pueda ocasionar todo el clan Darling. El padre de Nick, anterior abogado de la familia Darling, acaba de morir en extrañas circumstancias y Nick cree que aceptando este puesto podrá resolver el misterio que rodea a la muerte de su padre. Lo que ignora es que, en realidad, los Darling lo atraparán en sus redes, con sus tretas, su carisma y porque no, su encanto. ¿Será capaz Nick de lidiar y compaginar su anterior vida con todo el glamour y fascinación que le causan los Darling a la vez que resolver el asesinato de su padre?

Dirty sexy money fue ideada por los estudios ABC en 2007. Sólo consta de dos temporadas, en total 23 episodios. La primera temporada tiene sólo 10 capítulos, pues se vio perjudicada por la huelga de guionistas que afectó ese mismo año a toda la producción norteamericana. A finales de 2008, ante la sorpresa de muchos, la serie fue cancelada por la cadena. Con lo cual la mayoría de tramas quedan abiertas y sin resolver. Entonces, ¿por qué ver una serie de la que se sabe que no va a tener un final cerrado? Pues en primer lugar, por el buen trabajo de los guionistas, por las tramas, la ironía y sutileza con la que saben encarar cada situación. También por la agilidad que desplega y porque parece reírse en muchas ocasiones del mismo género al que se consagra. Además tal y como está ideada y presentada, hace que el espectador quede enganchado y sólo quiera saber más y más de esta familia. ¿Qué secretos guardan? ¿Quién es quién? ¿Quién es el asesino?
Y por otro lado, no olvidar los personajes y el trabajo de los excelentes actores, claves para que el espectador se sienta fascinado y atrapado por las vivencias de cada uno. Por descontado, hay un amplio abanico de personajes por los que sentir predilección. Sinceramente, no sabría con cuál quedarme. Así que aquí va un pequeño resumen de quién es quién en Dirty sexy money.

Nick George (Pete Krause). Abogado idealista, generoso y bondadoso. Felizmente casado y con una hija. Su infancia fue difícil, siempre a la sombra de los Darling. Se crió junto con los niños Darling, pues su padre ejercía como abogado de la familia. Reniega de los todopoderosos, pero acepta entrar a formar parte de la nómina del patriarca Darling a cambio de una sustanciosa cantidad de dinero con la que financiar obras benéficas y con la promesa de descubrir quién asesinó a su padre.

Lisa George (Zoe McLellan). Esposa de Nick. En sus varios años de matrimonio han conseguido crear un pequeño hogar y ser felices. Su sueño consiste en llevar su propia galería de arte, pero parece que la irrupción de los Darling provocará un gran torbellino en su apacible vida.

Patrick 'Trip' Darling III (Donald Sutherland). Es el patriarca de la familia. Poseedor de una de las fortunas más importantes de Nueva York, debe lidiar con una excéntrica familia a la vez que velar porque sus intereses económicos no se vean afectados por sus enemigos. Confía ciegamente en Nick George y ve en él algo más que un abogado leal, a un hijo.
Letitia 'Tish' Darling (Jill Clayburgh). Es la esposa de Trip. Es una de las mujeres con más saber estar, respetuosa y comedida. Ama por encima de todo a sus hijos, con lo que comprenderá y tolerará mejor los comportamientos de sus retoños. No obstante, no es perfecta y lleva consigo un oscuro secreto. 

Patrick Darling IV (William Baldwin). Es el mayor de los hijos. Mantiene una tensa relación con su padre, quién por encima de todo desea que su hijo se convierta en el nuevo senador y así los Darling tengan un puesto en la política. Felizmente casado desde hace años, tiene otro oscuro secreto, su amor adúltero por Carmelita, una prostitua travesti.

Karen Darling (Natalie Zea). Una de las hijas. Es la más inteligente, ambiciosa y pasional. Colecciona maridos como prendas de vestir pueblan su armario. Lleva tres fracasos matrimoniales, pero nunca ha podido olvidar a su amor de infancia, Nick George, al que sueña recuperar algún día.

Brian Darling (Glenn Fitzgerald). Como no encontraba su lugar en el mundo, el tercero de los hijos decidió convertise en reverendo. Casado con una china y con dos hijas, el alzacuellos no fue impedimento para que mantuviera una relación extramatrimonial de la que salió su único hijo varón. Los problemas de fe y de identidad no pararán de asaltarlo a lo largo de la serie.


Los gemelos Jeremy Darling (Seth Gabel) y Juliet Darling (Samaire Armstrong). Son los pequeños del clan Darling y como tal han crecido siempre entre algodones y protegidos por todos. Son consentidos, mimados y muy muy derrochadores. Su día a día se basa en gastar y gastar el dinero de papá y disfrutar de los placeres de la vida (sexo, drogas, alcohol y compras).



Simon Elder (Blair Underwood). Es un nuevo rico que ha llegado a la ciudad de los rascacielos. Ambicioso como el que más, trae un nuevo biocombustible a la ciudad con el que amenaza con postularse como el más rico. Claramente enemistado con Trip Darling hará lo que sea necesario en su ambiciosa carrera.




Nola Lyons (Lucy Liu). Fiscal del distrito fría y calculadora.  Mujer dura e implacable, llevará la acusación de los Darling hasta límites insospechados, pues hay un secreto que la obliga a ello. Aunque por el camino caerá en los brazos de Jeremy Darling. 






¿Os animáis a darle una oportunidad?

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario