martes, 21 de enero de 2014

Regalitos para una recién llegada a este mundo

No os podéis imaginar la ilusión que me hizo descubrir que una de mis amigas, que conozco desde hace más de 10 años, estaba embarazada y esperaba una niña. Inmediatamente me puse a pensar que semejante noticia merecía un regalo bien especial y qué mejor que prepararle algo con todo el cariño hecho por mí.
 
Al principio, pensé en lo típico: patucos, un gorrito o un babero. Y aunque me puedo manejar bastante bien con el ganchillo, la verdad es que seguramente no serían de mis mejores trabajos. Así, que mi siguiente idea fue hacerle algún amigurumi. Sé que a la futura mamá le hacían gracia, por lo tanto no había mejor regalo. Conozco de su afición por los patitos amarillos, de esos que se meten en la bañera, así que la pequeña también tendría el suyo. Y así es cómo me quedó.
 
 
 
Pero una vez terminado, era tan pequeño, que me supo a poco. Así que decidí complementarlo con algún otro amigurumi. Después de mucho rebuscar por páginas de internet, encontré el patrón de un móvil que me encantó y me puse manos a la obra, ignorando la de horas que le iba a dedicar. Eso sí, no me arrepiento del tiempo invertido, porque cuando lo acabé me sentía la mar de orgullosa de mi trabajo. Ya sólo me preocupaba una cosa, que a mi amiga le gustase y que a la pequeña le llamase la atención en un futuro.
 
 
 Pongo algunas imágenes más de cerca para que podáis apreciar los detalles.
 


 
¿Y a vosotros qué os parece cómo quedaron?
 

1 comentario:

  1. Y tanto a la madre como a la peque nos encantaron los regalos!! ^_^ Eres una artista!

    ResponderEliminar