martes, 20 de mayo de 2014

Hoy cocinamos... Fideos a la milanesa

Mi chico es el cocinillas en casa. Hay que reconocer que él tiene mucho más arte y paciencia que yo en la cocina. Pero de vez en cuando a mí también me apetece meterme entre fogones y probar recetas nuevas o algún plato con algún ingrediente que desconocía. Eso suele pasar en fin de semana que es cuando ando más descansada y no me importa pasar un rato en la cocina.
 
Así que se me ocurrió compartir con vosotr@s los platos que vayan saliendo bien en esta sección del blog que he titulado "Hoy cocinamos...". Y vamos a inaugurar la sección con una receta que hice el domingo de fideos a la milanesa. La receta no es nada nueva, pertenece a un viejo recorte de revista que conservo desde hace años, pero ya veréis que es bien facilita.
 
Fideos a la milanesa

 
Ingredientes:
  • 200 gr. de jamón del país
  • 300 gr. de fideos gruesos
  • 150 gr. de guisantes
  • 100 gr. de queso rallado
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • caldo de pollo
  • perejil
  • 1 ramita de hierbas aromáticas
  • nuez moscada
  • pimienta
  • aceite
 
 
Preparación:
 
Primero, se coge la cebolla y se pica bien. A continuación, se corta el jamón en dados o, más rápido aún, se compra un paquete de jamón cortado en taquitos que podemos encontrar en cualquier súper. Se coge una cazuela y se empieza a sofreír ambos ingredientes. Mientras tanto, se pone el caldo de pollo a hervir y se pela y se trocea el tomate. Cuando el sofrito empieza a tomar color se añade el tomate y la ramita de hierbas aromáticas.
Una vez el sofrito está listo, se incorporan los fideos, un poco de nuez moscada y pimienta y se les va dando vueltas para evitar que los ingredientes se peguen en la cazuela. A continuación, se añaden los guisantes y el caldo hirviendo, suficiente cantidad de caldo para que cubra todos los fideos. Durante 5 minutos se hierve a fuego fuerte (siempre dándole vueltas para que no se pegue). Se le agrega el queso rallado y el perejil picado. Transcurridos los 5 minutos, se baja el fuego a la mitad y se deja hervir hasta que los fideos están cocidos y el caldo prácticamente consumido.
 
 
¡¡Y ya está!!! Listo para servir. Una receta fácil y rápida, deliciosa y llena de sabores. Ideal para el día a día y para todos aquellos que vamos con la fiambrera al trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario