domingo, 7 de diciembre de 2014

'Wicked: Memorias de una bruja mala' de Gregory Maguire


Hace tiempo que había oído hablar de este libro, pero nunca me había decidido a darle una oportunidad porque no soy muy fan de la historia del mago de Oz. Pero mi inminente viaje a Londres y la posibilidad de ver el musical Wicked, me pusieron tras la pista de él. Si finalmente veía el musical, quería saber de qué iba la historia.

La acción nos traslada a los años previos de la llegada de Dorothy a las tierras de Oz con la intención de explicarnos quién era Elphaba y cómo llegó a convertirse en la malvada bruja del Oeste. El libro es un recorrido por su vida, desde el tumultuoso día en el que llega al mundo, causando el pavor entre su familia y amigos por su color de piel verde y sus afilados dientes hasta el día en que muere. Recorremos con ella su infancia y adolescencia y asistimos a los diferentes sucesos que van marcando su carácter y su vida.

Tenía muchas esperanzas puestas en este libro. Tenía la idea en mente que estaba ante una gran historia y que el personaje de la bruja sería espectacular. Pero cuando acabé la novela, la única sensación que experimenté fue una gran decepción. Ya se sabe que si esperas mucho de algo corres el riesgo de frustrarte. Y así ha sido. Creo que mi mayor problema es que no conseguí conectar con el personaje protagonista. No la entendí y no comprendí sus motivaciones, ni por qué actuaba cómo lo hacía. Sí que habían hechos terribles que te deben marcar, (una infancia complicada, por el desprecio y la repulsa que despertaba su aspecto físico y las odiosas comparaciones con su encantadora hermana o una trágica muerte cercana), pero no creo que por ellos debas convertirte en bruja. Más que actuar, creo que la protagonista se dejaba arrastrar por las circunstancias, abandonándose a su destino. Los personajes secundarios, en cambio, eran mucho más interesantes, especialmente toda la pandilla que estudia en el colegio o la madre de Elphaba. La gran mayoría fueron muy desaprovechados y a menudo quedaron abandonados a un lado del camino a favor del siguiente punto en la vida de Elphaba.

Otro de los aspectos que tampoco me convencieron fue la excesiva parcelación de la historia. El libro está dividido en 5 partes, muy diferenciadas: infancia, adolescencia, edad adulta y las dos últimas dedicadas a su conversión a bruja. Creo que las dos primeras partes son las mejores. No obstante, nunca acabé de sentirme cómoda con la lectura del libro, porque cuando empezaba a meterme en la historia y sentirme intrigada por lo qué iba a pasar, llegaba el final de esa parte, con el consabido salto espacio-temporal. De nuevo, había que resituarse en la historia, leer entre líneas para saber qué había pasado entre un punto y otro y rezar para ver si descubrías si aquél cabo suelto que quedó en la anterior parte sería retomado más adelante.

Mientras leía el libro, me dio la impresión que el autor había querido abarcar muchos temas: la intolerancia social, el rechazo, la extremada fe religiosa, las difíciles relaciones familiares, los amores primerizos, las amistades truncadas, la política, el abuso de poder, la revolución social, ... Pero siempre se había quedado corto, sin profundizar y sin resolver tramas. La sensación es la de encontrarse ante una historia con muchas aspiraciones que se queda en una narración simple y sosa con un final precipitado y abrupto que me dejó como si me hubieran echado un jarro de agua fría.

La lectura de Wicked: memorias de una bruja mala no me dejó un buen sabor de boca y me quitó las ganas de ver el musical. Este libro tiene un par de continuaciones más y aunque tengo curiosidad por saber cómo sigue la narración, seguramente no siga con la saga, especialmente después de leer algunas opiniones que aseguran que son mucho peor que el primero...



 UN POCO MÁS DE...


Gregory Maguire nació en Albany (Nueva York) en 1954. Se doctoró en Inglés y Literatura Americana en la Universidad de Tufts. Entre 1979 y 1985 fue profesor y co-director del Simmons College Center for the Study of Children's Literature. Fue en esa época cuando empezó a escribir cuentos e historias destinadas a niños y adolescentes. Un viaje a Londres le dio la inspiración para crear su novela más famosa: Wicked: Memorias de una bruja mala, una precuela del famoso libro El mago de Oz. Este libro inspiraría el exitoso musical de Broadway, Wicked. La saga Wicked está compuesta por cuatro volúmenes: Wicked: Memorias de una bruja mala y las continuaciones Hijo de brujaUn león entre hombres y el inminente Out of Oz. También es el autor de Mirror, mirror, una nueva visión del clásico  Blancanieves. Maguire está casado con el artista Andy Newman, con quien tiene tres hijos adoptados. 

8 comentarios:

  1. A mí me gustó bastante, pero es todo un mundo diferente. La continuación de su hijo sí me gustó, me hubiera encantado que el autor continuase con esa trama. El del león ya es otra cosa, no tiene mucho que ver y queda un poco descolgado. El último no lo he leído, pero seguramente lo haré.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, lo más interesante eran los personajes secundarios y me hubiera gustado que profundizase más, especialmente con su hermana y con Glinda. Y me quedé con ganas de saber qué pasa con el hijo, de ahí mi debate de si leer otro más o no, me pica mucho la curiosidad, la verdad :)
      Besos!

      Eliminar
  2. Me da mucha pena que te dejara tan mal sabor de boca, ya sabes que a mi me encantó T__T
    De todas maneras no pierdas la oportunidad de ver el musical, EN SERIO, es una auténtica joya que poco tiene que ver con el libro. De hecho es completamente infantil, y solo cuenta la primera parte de la escuela y la parte con Glinda… es divertidísimo y las canciones son brutales. En fin, a mi es un musical que me fascinó en su día, y aunque también me encantó el libro, yo las entiendo como dos cosas completamente diferentes ;)

    Bss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy, si me estaba sintiendo hasta mal escribiendo esta reseña, pero es que este libro no me entró ni a la de tres. Y mira que hay gente a la que le encanta, pero a mí no me gustó la historia.
      Ya sospechaba que el musical tiene que ser completamente diferente, porque cuando pensaba en su adaptación no lo veía viable si tenía que ser fiel al libro. A pesar de lo poco que me conquistó la novela, el musical me sigue llamando, así que no descarto que en un futuro caiga. La próxima vez que vaya a Londres dejaré un hueco para los musicales, que en este viaje fue imposible :)
      Besos!!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Pues yo te diría que le des una oportunidad. A mí no me convenció, pero hay un montón de gente que está encantada con él. Por otro lado, la edición que hizo Planeta es preciosa, una bonita portada, ilustraciones en su interior y un mapa muy muy práctico ^_^

      Eliminar
  4. Me da pena que no te haya gustado, pero, sobretodo, que hayas perdido la oportunidad de ver el musical Wicked por su culpa. El musical tan sólo toma algunos temas base de la novela y a partir de ahí hace algo totalmente diferente, y es muy espectacular en el teatro, así que yo también te recomiendo que no te lo pierdas :)
    Sobre el libro, yo creo que es de esas obras en que pesa más el valor de su idea inicial que como lo desarrolla. Yo vi la peli del Mago de Oz de pequeña y lo que me marcó fue el personaje de la bruja malvada del Oeste, y tomar ese personaje y analizarlo desde la óptica del antihéroe me parece fascinante. Y creo que aunque la novela a ratos se hace más pesada o te pierdes con sus cabos sueltos (supongo que como tenía planeada la continuación, dejó esas tramas abiertas... o quizás no supo hacerlo mejor), profundiza en el porque de esa bruja malvada de una forma muy sugerente.
    Y yo sí que entendí porque Elphaba actúa como actúa. Creo que, de hecho, en el musical se queda mucho más en una interpretación más "plana" y se entiende menos, aunque a la gente le gusta más...

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Raquel!

    No soy una gran conocedora de El Mago de Oz, pero este personaje siempre ha llamado mi atención. Sin embargo, después de leer tu reseña no sé si darle una oportunidad al libro. Creo que cuando llegue el momento me lo pensaré a pesar de que este personaje goza de una gran popularidad.

    Por cierto...

    ¡Felices Fiestas!

    ResponderEliminar