domingo, 12 de octubre de 2014

In my mailbox (II)


 
Recupero esta sección que tenía un poco abandonada. Como ya os comenté, no suelo comprar muchos libros porque no tengo demasiado tiempo para leer y me da mucha rabia ir acumulando libros y más libros y tener que dejarlos a la espera hasta mejor ocasión. Así que como cada mes no tengo novedades por casa, esta sección la iré haciendo cuando acumule unos cuantos.
 
Éstas son mis últimas adquisiciones:

 

La tienda de antigüedades fue amor a primera vista. Está escrito por Dickens, uno de mis autores favoritos junto con Wilkie Collins, y la portada del libro me llamó la atención (ya iréis conociendo de mi afición por una bonita portada). ^_^ Es un libro gordito, 700 y pico páginas, y su sinopsis fue lo que más me gustó: una nieta y su bondadoso abuelo deambulan por Inglaterra huyendo de la incisiva persecución de un malvado usurero. Según dicen, una novela publicada por entregas que causó furor en su época y con uno de los mejores villanos creados por el autor de Grandes esperanzas. Espero que más pronto que tarde lo descubra. 
 
 
 
Este mes ha caído la penúltima entrega de la colección de manga Sailor moon. De pequeña era una fan muy fan del anime y no me pude resistir a hacer poco a poco la colección completa que lanzaba Norma editorial. Estoy deseando que en diciembre salga el último número para ponerme y leer tranquilamente la historia de principio a fin. De nuevo revivir las aventuras de todas las guerreras y la historia que creó Naoko Takeuchi. Estoy segura que me vendrán un montón de recuerdos y me echaré unas cuantas risas.
 
 
 
 
Y el último libro ha sido una compra inesperada. Hoy he ido a dar un paseo por el mercado de Sant Antoni. Para aquéllos que no lo conozcáis es un mercado semanal en Barcelona especializado en la compra-venta de libros, cómics, películas, revistas y videojuegos de segunda mano. Allí me he encontrado con la novela Rey lobo de Juan Eslava Galán y estaba en tan buenas condiciones y por tan sólo 1,80€, que no me he resistido a traerlo a casa. Eslava Galán es un doctor en Filosofía y Letras y para mí, uno de los escritores españoles con mejores conocimientos sobre la historia española. En esta novela épica, la historia se sitúa en la Iberia prerromana y está protagonizada por un mercenario que se rebela contra el orden establecido siguiendo sus convicciones e ideales.
 
¿Habéis leído alguno de estos libros? ¿Alguno os ha llamado la atención? Contadme.
 
 
 
 
(*) photo credit: ~Oryctes~http://www.flickr.com/photos/danisarda/2545907577/">~Oryctes~
> via photopinhttp://photopin.com">photopin> cchttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.0/">cc>









domingo, 5 de octubre de 2014

Regalitos de cumple

Hace unos días fue el cumpleaños de mi madre. Para mí es muy complicado acertar con el regalo para ella porque nunca quiere ni necesita nada. Así que este año, en lugar de comprarle algo, opté por hacerle yo misma los regalos, que sé que siempre le hace más ilusión. Después de navegar un rato por la red, encontré algunas ideas (¡bendita red, siempre tan inspiradora!).
 
Sin más, aquí tenéis algunas fotos de la postal y el broche que le hice.
 
 
La postal está hecha con cartulina lila y en la parte frontal le coloqué a modo de adorno unos globos hechos con la técnica del quilling. Era mi primera prueba con esta técnica y creo que no quedó tan mal. Si no conocéis el quilling, echad un vistazo por internet, se pueden hacer verdaderas preciosidades simplemente enroscando tiras de papel.
 



 
 
 
Una vez abierta, la postal queda así. En su interior hay una mariposa hecha doblando dos trozos de cartulina y uniéndolos con una brida de ésas que sirven para cerrar el pan de molde y que me permitía crearle las antenas.  Para el mensaje de felicitación utilicé dos cartulinas de otros colores que recorté con forma redondeada.

El  segundo regalo fue un broche hecho con fieltro. La verdad es que no tiene mucha complicación, simplemente dibujar una mariposa en un fieltro y recortarla. Luego, hacer otra un poquito más grande en otro color y pegarlas. Colocarle un imperdible por detrás y... ¡listo! Yo sé lo regalé en una bolsita naranja que encontré en una tienda y que me pareció preciosa ^_^
 
 

La verdad es que no son unos regalos muy complicados de hacer, sólo requieren un poco de tiempo y paciencia. Creo que el resultado final no estuvo mal, teniendo en cuenta que era la primera vez que ponía en práctica alguna de las técnicas que utilicé. Seguiré investigando y probando cosillas para el futuro.
 
¡Feliz domingo!