sábado, 24 de enero de 2015

'Confesiones de un bribón' de Wilkie Collins


No quería despedir el 2014 sin haber leído nada de mi adorable Wilkie Collins, así que tras registrar mi estantería de pendientes, di con este pequeño ejemplar que había editado books4pocket a un precio irrisorio. Parecía una lectura ligerita y cortita, ideal para el mes de diciembre tan comprometido con compromisos y trabajo.

Confesiones de un bribón es la historia de Frank Softly escrita de su puño y letra. El joven Frank pertenece a una familia adinerada, o al menos, de esas familias que tienen una reputación que mantener aunque no se lo puedan permitir. Así lo ve Frank, que tiene un padre que ejerce la medicina sin mucho reconocimiento y una hermana tan fina y estricta que no soportaría ninguna mancha en el expediente de la familia que perjudicase su futuro matrimonio con un adinerado caballero. Frank, como oveja negra de la familia, tiene todos los números para perjudicarlos y encima disfrutar mientras lo intenta. El joven es un granuja de cuidado. Sin profesión conocida, abandonó sus estudios de medicina para dedicarse al arte de la caricatura y la sátira. Esta práctica le llevó a la cárcel de donde salió por insolvente. Ahora una pequeña fortuna para la familia depende de que Frank sobreviva a la abuela, pero con su capacidad innata para meterse en líos...

Este libro se vino a casa por impulso. Me lo encontré de casualidad, su autor me encanta y el título me hizo mucha gracia. Tras leer el resumen de la contraportada, ya no había duda, el libro prometía. Y la verdad, es que ha sido una de las lecturas más amenas del año pasado. Escrita en primera persona, la narración se hace muy ágil y rápida y como el protagonista es un bribón confeso, la picardía, el desparpajo y la mordacidad están garantizadas. Se agradece la sinceridad del protagonista y el tono burlón e irónico de todo el relato. Es otra forma de ver la sociedad victoriana, con una mirada más cínica de lo que acostumbran los clásicos.

Frank Softly es lo mejor de la historia. Es un personaje adelantado a su época, casi un revolucionario. Huye de convencionalismos sociales, no se resigna a seguir el camino que le han marcado y se enfrenta a una nueva vida llena de obstáculos de los que saldrá airoso gracias a su ingenio.
La hermana de Frank es otro de los personajes mejor retratados ya que encarna a la perfección el prototipo de mujer casadera rica y llena de prejuicios. Yo me eché unas buenas risas en el momento en que visita a su hermano en su apartamentucho de pintor bohemio y sufre horrores ante los olores de una vida tan poco "civilizada".

No sé si fue porque la novela es muy cortita (apenas llega a las 200 páginas) o porque me lo estaba pasando realmente bien con este canalla y todas sus peripecias, pero la verdad es que la historia se acaba en un suspiro y te quedas con ganas de más.

Wilkie Collins despliega aquí su magnífica prosa y construye un relato cortito, pero muy entretenido. Gracias al recurso de la primera persona consigue que el lector se sienta más cerca de la historia y a la vez nos da una crítica de la sociedad de la época mucho más directa y contundente. Eso sí, sin abandonar la vertiente cómica para quitarle algo de hierro al asunto.

Si os encontráis con este librillo, dadle una oportunidad porque realmente merece mucho la pena. Os lo aseguro.


UN POCO MÁS DE...

 

William Wilkie  Collins nació el 8 de enero de 1824 en Londres. Estudió Derecho, pero nunca llegó a ejercerlo. Probó suerte en el mundo de la literatura publicando las memorias de su famoso padre, el pintor paisajista William Collins. En  1851 publicó su tercera novela Basil y ese mismo año conoció a Charles Dickens, quién se convertiría en un gran amigo a lo largo de dos décadas y con quién colaboraría en numerosas obras. Durante toda su trayectoria, Collins escribió 27 novelas, 60 relatos cortos, 14 obras de teatro y un centenar de obras de no ficción. Se le considera uno de los precursores de la novela policíaca, con historias llenas de misterio y suspense. También denunció los asuntos sociales y criticó la realidad cotidiana de su época. Algunas de sus obras son La reina de corazones, Armadale, Marido y mujer o La pobre señorita Finch, siendo las más conocidas La dama de blanco y La piedra lunar.
 

14 comentarios:

  1. Este no lo conocía. Quiero leer más de Wilkie este año. De hecho, tengo pendiente desde hace demasiado La dama de blanco. Siempre se me acaba colando otro libro, pero intentaré que de 2015 no pase. Me apunto este también.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de este libro es que es muy cortito y se lee en un periquete, pero si tienes pendiente 'La dama de blanco', sin lugar a dudas empieza por este último. La trama es mucho más compleja e interesante. Ya me dirás qué te parece si te animas a leerlo, para mi es uno de mis favoritos :)

      Eliminar
  2. ¡Hola, Raquel!

    ¿Te puedes creer que no he leído este libro de Collins? Y eso que me encanta, ¡no tengo remedio! Además, la edición es preciosa <3 Me ha gustado mucho la entrada :) Por cierto, gracias por el mensaje que me has dejado en el blog respecto a mis problemas con blogger. Veo que me sigues por blogovin, pero hoy he dejado de figurar también en él. No sé lo que ha podido pasar, parece que hoy he tenido mala suerte. En fin... ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta mucho Wilkie Collins y de vez en cuando siempre descubro alguno que no conocía, pero es que escribió tanto! Con respecto a tu blog, ¡¡no sé qué te está pasando!!! Ahora Blogger sí me notifica tus entradas correctamente, pero en Bloglovin me dice que hace mucho que no publicas y no me deja acceder a tu blog. ¡Están locos! :S

      Eliminar
  3. Es una suerte que Wilkie Collins escribiera tanto, porque a veces una novelita así es una gozada.
    Estoy de acuerdo de que lo mejor de esta historia es el protagonista, esa facilidad de pasar de una ocupación a otra, y el humor y la tranquilidad con la que se toma la vida.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me sorprendió la capacidad camaleónica del protagonista y lo bien que afrontaba las adversidades de la vida. Un ejemplo a seguir para alguien como yo :P

      Eliminar
  4. tiene muy buena pinta, es de los libros que me gustan a mi!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, a darle una oportunidad. ¡Seguro que pasas un buen rato!

      Eliminar
  5. No hace tanto que lei por primera vez algo de este autor y me confieso encantada con él...me lo anoto para próximas lecturas!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wilkie Collins es uno de mis autores favoritos desde que leí 'La dama de blanco'. Siempre procuro buscar historias suyas por las librerías, porque de momento ninguna me ha decepcionado. Si te animas con 'Confesiones...' ya me dirás que te pareció :)
      Un beso!!

      Eliminar
  6. Uy pues no lo conocía. Bueno, no he leído aún nada de Collins, aunque me apetece mucho La dama de blanco.
    Me he hecho mucha gracia la historia, con ese personaje alejado del galán más clásico que tenemos en mente jaja.
    Y con lo de crítica de la sociedad, divertido e historia cortita me has terminado de convencer, me lo apunto ^^
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no has leído nada de Wilkie Collins, este librito puede ser una buena opción para empezar. Pero indudablemente, 'La dama de blanco' es mucho mejor, es uno de mis libros favoritos ^_^ Yo no lo dejaría pasar más tiempo, pero claro, no soy nada imparcial XDD
      Ya me contarás que te parece, si te animas con alguno.
      Un beso!

      Eliminar
  7. Hola Ráquel,
    no he leído este libro de Wilkie, pero siendo como es un viejo conocido, entiendo lo mucho que lo has disfrutado. Como bien dice Minea ¡que suerte tenemos de que fuera un escritor tan prolífico! Lo cierto es que hace tiempo que no leo nada suyo, pero es que cada vez que pienso en él tengo ganas de abalanzarme sobre "La dama de blanco", mira que adoro este libro :) A ver si resisto a la tentación y puedo darle su oportunidad a otro de sus títulos que no haya leído, como la de este briboncete :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, como te entiendo. Leí 'La dama de blanco' hace años y siempre me apetece hacer una relectura, pero me tengo que contener para darles una oportunidad a otras historias. 'Confesiones de un bribón' se lee en un suspiro, así que si te animas, ya me contarás qué te pareció :)
      ¡Besos!

      Eliminar