lunes, 28 de septiembre de 2015

Las series del verano 2015

Acabo este repaso a las series que empecé hace unos días con las cinco series que vimos durante el período estival.
 
The royals fue mi guilty pleasure este verano. Disfruté muchísimo con esta serie ambientada en Gran Bretaña con la monarquía británica como protagonista. Gastaba mucha mala leche y estaba llena de triquiñuelas y traiciones. Muy recomendable para pasar un buen rato y no complicarse demasiado. Si queréis saber más sobre ella, os dejo aquí la entrada que le dediqué en su momento.
 
El resto de series han sido:
 
Dark matter. Syfy trajo esta serie en verano como un entretenimiento de ciencia-ficción sin muchas pretensiones. Tenía buenas perspectivas con ella, pero ya os adelanto que la serie no me mató. Es entretenida y el punto de partida no es malo, pero no es nada del otro mundo. Se deja ver, siendo lo más sorprendente el final de temporada. La serie arranca cuando seis personas se despiertan en una nave espacial y no consiguen recordar quiénes son y qué hacen allí. Pronto descubren que todos ellos tienen alguna habilidad especial y un pasado que quizá sea mejor no descubrir. Poco a poco irán creando lazos entre todos y juntos se enfrentarán a las diferentes amenazas que les van surgiendo. Lo mejor de la serie: Su falta de pretensiones que la convierten en un producto ligero y ameno ideal para las noches de verano. Lo peor de la serie: a veces resulta demasiado simple y previsible.
 
Forever. Ésta es una de las mejores series que hemos visto este año.  A mi no me suelen gustar las series procedimentales, pero ésta consiguió conquistarme por el tono que se le daban a los capítulos y por la extraordinaria historia que había de fondo y que mantenía la intriga a lo largo de toda su temporada. Forever está protagonizada por Ioan Gruffudd, más conocido como Mr. fantástico en la anterior Los cuatro fantásticos. Para esta serie, el actor se mete en la piel del doctor Morgan, un médico forense que trabaja para la policía de Nueva York ayudándolos a resolver crímenes. Pero no es un hombre cualquiera, Morgan es inmortal, lleva 200 años sin envejecer y aprovecha toda su experiencia y conocimientos para resolver de forma espectacular los casos. A su vez, un misterioso hombre afirma tener los mismos poderos que el doctor. ¿Enemigo o amigo? Lo mejor de la serie: la genial historia de fondo que se va desgranando a lo largo de la temporada. Lo peor de la serie: que fuera injustamente cancelada en su primera temporada. De todas formas, os animo a verla porque tiene un final bastante bien cerrado.
  
Orphan black (temporada 3). Ésta es una de las series que más me gustan y una de las que espero con más ganas siempre. Y esta tercera temporada no ha defraudado mis expectativas. No os puedo explicar mucho si no quiero spoilearos de lo lindo, pero si aún no la seguís os animo encarecidamente a que le deis una oportunidad. Las temporadas son de unos 10 capítulos, así que se ven en un santiamén, también porque es muy adictiva y cuando empiezo me cuesta parar. Cada temporada la trama sigue avanzando y enredándose más y más, pero sin perder calidad e intriga. Lo que más me fascina es la interpretación de su actriz protagonista, Tatiana Maslany, que hace un trabajo brillante con cada una de sus interpretaciones.  Lo mejor de la serie: la gran capacidad camaleónica de su actriz protagonista y que la trama no decae en interés. Lo peor de la serie: a veces haría falta tener una libreta a mano para ir siguiendo parte de la trama, especialmente cuando dejas pasar tiempo entre temporada y temporada.
 
The flash. Esta serie ha sido toda una revelación este verano.  La veía como la hermana menor de Arrow y pensaba que no sería gran cosa, pero me ha sorprendido muy gratamente. Es una serie muy divertida y entretenida, en la que nos presentan a un héroe mucho menos atormentado de los que estamos acostumbrados. Barry Allen, siendo niño, presenció la muerte de su madre y su padre fue encarcelado acusado de asesinar a su esposa. En la actualidad, Barry es un joven científico forense que trabaja para la policía y que está enamorado en secreto de su mejor amiga. Tras un accidente, Barry es alcanzado por un rayo y adquiere superpoderes que le permiten correr muy muy rápido. A partir de ahí, Barry se enfundará el traje de Flash y empezará a enfrentarse con gente con otros poderes, a la vez que lidia con el secreto de su identidad secreta, su trabajo y su caótica vida personal. Lo mejor de la serie: es un soplo de aire fresco dentro del mundo de las adaptaciones de cómic. Muy ágil  y amena. Lo peor de la serie: por decir algo, los crossovers, que al no estar en Estados Unidos, Arrow y The flash no se han emitido a la vez y los cruces de personajes no se pueden apreciar igual de bien.

Hasta aquí llega el repaso de series. Espero no haberos saturado con tanta serie. ¿Alguna de estas últimas está entre vuestras favoritas o las seguís? Contadme ^_^
 
 

2 comentarios:

  1. The royals y Dark matter las tengo pendientes, y del resto solo me gusta Orphan Black, aunque esta última temporada ya me ha cansado un poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que 'Orphan black' está rizando mucho el rizo. Aún así, me resultó entretenida. Tienes que darle una oportunidad a 'The royals', seguro que la disfrutas. :)

      Eliminar