martes, 15 de septiembre de 2015

Viendo series (II)

Hace unos días aquí empecé a contaros las series que estuvimos viendo los últimos meses en casa y como os comenté hoy vuelvo a la carga con la segunda parte de esa entrada, seis series más que nos tuvieron entretenidos hasta finales de junio.
 
Una de ellas, Izombie, me gustó tanto que no pude evitar en su momento dedicarle una entrada para ella solita.  La serie era muy divertida y muy ágil, alejada bastante de la imagen de zombies a la que estamos acostumbrados (Walking dead, por ejemplo). Aunque tiene la típica estructura de una serie procedimental, la trama de fondo es muy original, lo que al menos, en mi caso, consiguió que me enganchara. Especialmente, en los últimos capítulos donde la trama gana en protagonismo y ritmo dando pie a un capítulo final de temporada de lo más espectacular. De lo mejorcito en los últimos tiempos.  Si queréis saber más, os dejo aquí el enlace de mi anterior entrada.
 
El resto son:
 
Scandal (temporada 4). Esta serie no tardó mucho en convertirse en una de mis favoritas. Es una de las más adictivas y es que Shonda Rhimes, su creadora y responsable de Anatomía de Grey, sabe muy bien qué hacer para dejarte pegado en la butaca. Scandal empezó siendo una serie sobre un misterioso bufete de abogados, cuyos miembros eran capaces de hacer lo que hiciera falta para tapar cualquier escándalo: falsificar, borrar pruebas, sobornar o incluso matar si hacía falta. Olivia Pope es su jefa, una mujer muy inteligente y llena de recursos que mantiene una relación de amor-odio con la Casa Blanca y especialmente con el presidente de los Estados Unidos. Y es ahí cuando la serie se abre a una nueva trama más política donde hay cabida para las rencillas, secretos y traiciones a gran escala. Quizá la tercera temporada es la que fue un poco más a la deriva, pero esta última ha recuperado el rumbo y nos ha dado grandes momentos: casos impactantes para el bufete, secuestro de un personaje principal, mucha estrategia política, personajes maquiavélicos, ... Lo mejor de la serie: la capacidad de la serie para no dejar de sorprenderte y "escandalizarte" a lo largo de sus temporadas. Lo peor: la indecisión de Olivia Pope para escoger a su hombre. ¿Qué hay que pensar tanto?


The affair. Había oído hablar muy bien de esta serie en blogs, pero lo que hizo que me decidiera por ella fue que salía Joshua Jackson. Sí, a veces un actor hace que me decante por algo. :) The affair es la historia de dos matrimonios. Noah vive en la ciudad, está casado y tiene cuatro hijos. Es profesor y escritor frustrado. Alison vive en una localidad costera, trabaja como camarera y su matrimonio pasa por una mala racha debido a una tragedia familiar. Noah conocerá a Alison cuando la familia viaje a la localidad costera para pasar el verano con los abuelos maternos. Pronto surgirá un affaire entre Noah y Alison que tendrá catastróficas consecuencias. Lo atractivo de esta serie es cómo se ha planteado y es que cada capítulo está dividido en dos y en cada parte se nos explica cómo sucedieron las cosas visto desde el punto de vista de Noah y desde el de Alison. Hombre y mujer ven e interpretan las cosas de forma diferente y en algunos momentos la narración se bifurca. ¿Quién está en lo cierto? ¿Qué pasó realmente? Lo mejor de la serie: la originalidad en el planteamiento que mantiene al espectador con la duda hasta el final. Lo peor: hay que tener paciencia, porque en los primeros capítulos resulta demasiado lenta y repetitiva.

When calls the heart. Seri del blog El borde de la realidad me puso tras la pista de esta serie y la verdad es que no puedo estar más encantada con este descubrimiento. La serie está basada en la novela romántica del mismo título de Janette Oke y está dirigida a un público femenino. La historia nos traslada a principios del siglo XX cuando Elizabeth decide abandonar su vida acomodada en el Este y trasladarse a una pequeña localidad minera del Oeste para ejercer de maestra en la escuela rural. Su llegada coincide con un accidente en la mina, que deja a la gran parte de las mujeres del pueblo viudas. A su vez, hasta el pueblo llega Jack, un montado que viene a mantener el orden en la localidad y con quién Elizabeth no congeniará de buenas a primeras. Estamos ante una serie de corte familiar, amable y muy entrañable, que se disfruta muchísimo. Con cada capítulo somos testigos de cómo era la vida diaria en una pequeña población: las dificultades, las privaciones, las pequeñas alegrías, los sacrificios o la solidaridad y como poco a poco el pueblo va prosperando. Lo mejor de la serie: el trabajo de fotografía que nos deja unas imágenes preciosas y lo bien ambientada que está. Lo peor: en algunas ocasiones puede resultar algo empalagosa o ñoña.


Hawai 5.0 (temporada 5).  Éste es uno de los pocos procedimentales puros y duros que seguimos. Hawai 5.0 es una serie de acción que cuenta las aventuras y desventuras de un cuerpo especial de policía de la isla de Hawai. Originariamente, el equipo estaba formado por McGarrett, Danny y los primos Chin Ho Kelly y Kono. Con el paso de las temporadas, el grupo ha ido creciendo con nuevos policías, ayudantes y el equipo forense, quiénes trabajan codo con codo para ir resolviendo los crímenes que van sucediendo en la isla. La serie tiene altas dosis de acción con numerosos tiroteos y persecuciones, pero lo que la hace más atractiva es que está ambientada en Hawai. Los paisajes son preciosos y en cada capítulo hay un aspecto nuevo por descubrir de la isla: sus tradiciones, sus festividades, las diferencias que existen entre las diferentes zonas de la isla, sus habitantes, etc.   Lo mejor de la serie: la vuelta del personaje de Catherine en la última temporada. Se la echó de menos. Lo peor: la última temporada contó con varios capítulos de relleno que considero innecesarios.

Cougar town (temporada 6). Este año pusimos punto y final a la serie de Courtney Cox. Y debo decir que con algo de decepción y sabor agridulce. El recuerdo de las anteriores temporadas era muy bueno, pero con esta última parece que se perdió la chispa y la gracia que había caracterizado a la serie. Los tópicos y clichés de las anteriores temporadas se siguieron explotando en esta última (vino, más vino), pero no había nada más bajo el sol. El personaje de Courtney Cox cuando era una mujer divorciada de 40 y muchos, sola, desquiciada, alocada y perdida era muy divertido. Cuando se fue rodeando de amigos tan disparatados como ella, la serie ganó, pero en esta última temporada la sensación es que el globo se fue deshinchando y decidieron enfocarla hacia algo más convencional y serio. Lo mejor de la serie: el personaje de Ellie. Con su sarcasmo, egoísmo y despotismo, pero también con su gran corazón y sabiduría supo conquistarnos a todos. Lo peor: que decidieran quitar en la última temporada al personaje del ex marido, daba mucho juego con el resto de personajes, los cuales quedaron bastante huérfanos con su ausencia.


Próximamente os hablaré de las series del verano.
De las series que os traje hoy, ¿las conocíais? ¿Alguna os llamó la atención?
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada