lunes, 28 de diciembre de 2015

Las series del otoño 2015

2015 ya está dando los últimos coletazos y antes de despedirlo quería traeros el último resumen de todas las series que se vieron en casa desde septiembre hasta la fecha. Al contrario que otros años, esta vez en lugar de retomar las series que volvían en la nueva temporada o lanzarnos de lleno con las novedades, preferimos probar con series cortas que ya estaban canceladas y con alguna novedad del verano. ¡Empecemos con el repaso!
 
Finales felices. De esta serie se pensó que sería la nueva Friends e ingredientes no le faltaban. Era una comedia de situación protagonizada por 6 amigos y ambientada en una gran ciudad, cambiando Nueva York por Chicago. Los personajes estaban muy estereotipados y muchas veces sus caracteres recordaban a los protagonistas de Friends. Incluso el punto de partida de la serie era similar, una boda frustrada. La serie giraba en torno a las vivencias, aventuras, situaciones absurdas e ideas disparatadas que protagonizaban dos hermanas, el marido de una, el novio de la otra, un amigo gay y una amiga soltera muy alocada. La serie tiene altibajos a lo largo de sus tres temporadas, pero para pasar un rato entretenido y desconectar, es ideal. Lo mejor de la serie: Los persona- jes femeninos. Es inevitable echarse unas risas con la tontuela de Alex, la obsesiva y controladora Jane o la alocada y estrambótica Penny.  Lo peor: Intenta ser una mezcla de Friends y Cómo conocí a vuestra madre, pero se queda a medio camino.
 

Eastwick. Tres mujeres que no se conocen y que en apariencia no tienen nada en común, se reúnen una tarde junto a una fuente de los deseos. Sin saber por qué, una fuerza las atrae y se convierten en amigas de un día para otro. La llegada al pueblo de un misterioso hombre, apuesto y multimillonario, cambia sus vidas para siempre, coincidiendo con la aparición de poderes mágicos en cada una de ellas. Esta serie era la adaptación de la novela Las Brujas de Eastwick. Se estrenó en 2009 y únicamente tuvo una temporada y ya os avanzo que no tiene un final cerrado. Me apetecía ver una serie de brujas, pero ésta me dejó más bien fría, pues a lo largo de todos los capítulos ellas no parecen ser conscientes de sus poderes, más bien es la historia de la vida de tres amigas en un pueblo pequeño. Ellas no actúan como brujas buenas y mucho menos como brujas malvadas y perversas. Lo mejor de la serie: que la puedes dejar de fondo para que te haga compañía mientras estás sola en casa. Lo peor: Que es plana. No sucede prácticamente nada a lo largo de los 13 capítulos que enganche al espectador, sólo al final es cuando se empiezan a abrir tramas interesantes que, por supuesto, quedan inconclusas.


The tomorrow people. Ha sido el gran descubrimiento del otoño y rápidamente se convirtió en una de mis series favoritas, de aquéllas que te enganchan y verías un capítulo tras otro. Esta historia de ciencia ficción es la adaptación americana de una serie británica del mismo título estrenada a finales de los 70. Se ambienta en la actualidad y está protagonizada por Stephen, un adolescente que cree estar volviéndose loco porque escucha voces en su cabeza y se teletransporta sin darse cuenta. Todo cambia, cuando conoce a Cara y John, los líderes de "los tomorrow people", un grupo de gente evolucionada que entre sus poderes se cuenta la telepatía, la telequinesis y la teletransportación. Los tomorrow people viven ocultos, ya que una organización paramilitar liderada por el tío de Stephen los persigue para erradicarlos pues se les considera una amenaza para la raza humana. Stephen comprende que él es uno de ellos y decide entrar a trabajar para su tío en la agencia, será un agente doble que intentará proteger a sus nuevos amigos a la vez que investiga la misteriosa desaparición de su padre. Lo mejor de la serie: El ritmo que no decae a lo largo de la temporada y lo bien organizada que está la trama, que mantiene la intriga hasta el final.  Lo peor: Su cancelación. Aunque sólo tiene una temporada y su final es bastante cerrado, me hubiera gustado ver cómo se desarrollaba la trama que dejaron abierta para la segunda temporada.  
 

Killjoys. También serie de ciencia ficción, pero mucho más floja que la anterior. La trae la cadena Syfy y fue una de las novedades de este verano. De ella esperaba mucho más, así que de ahí mi gran decepción. El argumento pintaba muy bien: En un futuro lejano, se conoce como a killjoys a los cazarecompensas. El trío protagonista son dos hermanos y su capitana que trabajan como killjoys en un sistema planetario distante y políticamente inestable. Aunque intentan mantenerse imparciales, lo tienen complicado en unos momentos convulsos en los que se avecina una guerra de clases. Como os comentaba, ha sido una decepción, porque esperaba encontrarme con una serie más divertida y gamberra, algo más del estilo Guardianes de la galaxia. Lo mejor de la serie: La relación  de uno de los killjoys con su nave.  Lo peor: Se toma demasiado en seria a sí misma cuando es evidente que en decorados y efectos especiales es más de serie B.

Parade's end. Estamos ante una miniserie de cinco capítulos de la BBC y HBO protagonizada por Benedict Cumberbatch, Rebecca Hall y Adelaide Clemens. Antes de que me matéis, os diré que con Cumberbatch tengo una relación de amor-odio y en este period drama ganó el odio. No sé si fue por su actuación/personaje, pero la historia se me hizo bastante soporífera. Extraño, cuando el argumento tenía una pinta estupenda, pero me faltó algo más épico, dramático... Os pongo en anteceden- tes. Christopher descubre que la mujer con la que se casó le está siendo infiel y desconoce si el hijo que tiene con ella es suyo o no. No obstante, decide mantener las formas por honor y deber y no abandona a su adúltera esposa. Pero las cosas cambian, cuando en su vida se cruza una joven dulce y encantadora que lucha fervientemente por conseguir el derecho al voto de las mujeres. Poco después estalla la I Guerra Mundial y Christopher se alista en el ejército. Durante su periplo bélico, tendrá tiempo de pensar si se queda con su manipuladora esposa o escoge a la dulce sufragista. Lo mejor de la serie: las interpretaciones de Rebecca Hall y Adelaide Clemens y lo bien que se toca el tema del sufragismo femenino. Lo peor: la escasez de expresión en la interpretación de Cumberbatch y el ritmo narrativo.
 
 
Wayward pines. Esta serie le gusta mucho a la gente o la detesta. Personalmente, a mí me gustó, especialmente por ese final inesperado y agridulce. Wayward pines, creada por M. Night Shyamalan, cuenta con las interpretaciones de rostros populares en el cine:  Matt Dillon, Shannyn Sossamon, Carla Gugino, Juliette Lewis y Terrence Howard, entre otros. Dillon interpreta a Ethan Burke, un agente del servicio secreto que viaja con su compañero buscando a otros dos agentes desaparecidos. Tras un accidente de tráfico, Burke despierta solo en el hospital de la idílica localidad de Wayward pines. No tarda mucho en descubrir que no todo es tan perfecto, especialmente cuando no le permiten abandonar el pueblo ni comunicarse con el exterior. El sheriff y sus habitantes parecen estar confabulados, pero, ¿qué sucede en Wayward pines? ¿Qué ocultan todos ellos? Algunos dicen que una vez descubierto el misterio (más o menos hacia la mitad de la temporada) la serie pierde la gracia. Yo no lo creo así, yo estuve intrigada hasta el final pensando cómo iban a solucionarlo. Lo mejor de la serie: el giro argumental hacia mitad de temporada. Lo peor: Que la hayan renovado para una segunda temporada cuando meses antes habían anunciado su cancelación y ya habían dejado la trama bien cerrada. Me parece una buena historia para temporada única.
 
 
Como veis, han sido unos meses de los más variados entre comedias, dramas, ciencia ficción y misterio. De todas ellas, si tenéis que darle una oportunidad a alguna os recomiendo The tomorrow people y Wayward pines. Y para pasar un rato divertido sin más, Finales felices.
 
¿Habéis visto alguna? ¿Alguna de la lista entre vuestras favoritas? Contadme.


No hay comentarios:

Publicar un comentario