sábado, 24 de enero de 2015

'Confesiones de un bribón' de Wilkie Collins


No quería despedir el 2014 sin haber leído nada de mi adorable Wilkie Collins, así que tras registrar mi estantería de pendientes, di con este pequeño ejemplar que había editado books4pocket a un precio irrisorio. Parecía una lectura ligerita y cortita, ideal para el mes de diciembre tan comprometido con compromisos y trabajo.

Confesiones de un bribón es la historia de Frank Softly escrita de su puño y letra. El joven Frank pertenece a una familia adinerada, o al menos, de esas familias que tienen una reputación que mantener aunque no se lo puedan permitir. Así lo ve Frank, que tiene un padre que ejerce la medicina sin mucho reconocimiento y una hermana tan fina y estricta que no soportaría ninguna mancha en el expediente de la familia que perjudicase su futuro matrimonio con un adinerado caballero. Frank, como oveja negra de la familia, tiene todos los números para perjudicarlos y encima disfrutar mientras lo intenta. El joven es un granuja de cuidado. Sin profesión conocida, abandonó sus estudios de medicina para dedicarse al arte de la caricatura y la sátira. Esta práctica le llevó a la cárcel de donde salió por insolvente. Ahora una pequeña fortuna para la familia depende de que Frank sobreviva a la abuela, pero con su capacidad innata para meterse en líos...

Este libro se vino a casa por impulso. Me lo encontré de casualidad, su autor me encanta y el título me hizo mucha gracia. Tras leer el resumen de la contraportada, ya no había duda, el libro prometía. Y la verdad, es que ha sido una de las lecturas más amenas del año pasado. Escrita en primera persona, la narración se hace muy ágil y rápida y como el protagonista es un bribón confeso, la picardía, el desparpajo y la mordacidad están garantizadas. Se agradece la sinceridad del protagonista y el tono burlón e irónico de todo el relato. Es otra forma de ver la sociedad victoriana, con una mirada más cínica de lo que acostumbran los clásicos.

Frank Softly es lo mejor de la historia. Es un personaje adelantado a su época, casi un revolucionario. Huye de convencionalismos sociales, no se resigna a seguir el camino que le han marcado y se enfrenta a una nueva vida llena de obstáculos de los que saldrá airoso gracias a su ingenio.
La hermana de Frank es otro de los personajes mejor retratados ya que encarna a la perfección el prototipo de mujer casadera rica y llena de prejuicios. Yo me eché unas buenas risas en el momento en que visita a su hermano en su apartamentucho de pintor bohemio y sufre horrores ante los olores de una vida tan poco "civilizada".

No sé si fue porque la novela es muy cortita (apenas llega a las 200 páginas) o porque me lo estaba pasando realmente bien con este canalla y todas sus peripecias, pero la verdad es que la historia se acaba en un suspiro y te quedas con ganas de más.

Wilkie Collins despliega aquí su magnífica prosa y construye un relato cortito, pero muy entretenido. Gracias al recurso de la primera persona consigue que el lector se sienta más cerca de la historia y a la vez nos da una crítica de la sociedad de la época mucho más directa y contundente. Eso sí, sin abandonar la vertiente cómica para quitarle algo de hierro al asunto.

Si os encontráis con este librillo, dadle una oportunidad porque realmente merece mucho la pena. Os lo aseguro.


UN POCO MÁS DE...

 

William Wilkie  Collins nació el 8 de enero de 1824 en Londres. Estudió Derecho, pero nunca llegó a ejercerlo. Probó suerte en el mundo de la literatura publicando las memorias de su famoso padre, el pintor paisajista William Collins. En  1851 publicó su tercera novela Basil y ese mismo año conoció a Charles Dickens, quién se convertiría en un gran amigo a lo largo de dos décadas y con quién colaboraría en numerosas obras. Durante toda su trayectoria, Collins escribió 27 novelas, 60 relatos cortos, 14 obras de teatro y un centenar de obras de no ficción. Se le considera uno de los precursores de la novela policíaca, con historias llenas de misterio y suspense. También denunció los asuntos sociales y criticó la realidad cotidiana de su época. Algunas de sus obras son La reina de corazones, Armadale, Marido y mujer o La pobre señorita Finch, siendo las más conocidas La dama de blanco y La piedra lunar.
 

martes, 13 de enero de 2015

De intenciones más que de retos

Con el nuevo año, la blogosfera se llena de posts en los que la gente hace balance del año anterior y en los que se ponen nuevas metas, retos y objetivos. Algunos me parecen meras utopías (para mí, al menos), pero otros los encuentro muy interesantes y otros tantos muy curiosos. No os voy a engañar, me encantaría apuntarme a algunos de ellos, pero soy realista y como me conozco y sé que no los voy a poder cumplir, he decidido plantearme una serie de objetivos y propósitos mucho más asequibles para mí.

Así que allá vamos con las intenciones de este 2015:

1. Publicar con mayor asiduidad en el blog. No puedo dejar que la pereza y el cansancio de 8 horas ante un ordenador hagan que lo descuide tanto.

2. Acabar el ciclo de cine que empecé el año anterior. Quedaron 3 películas pendientes, pero los últimos meses del 2014 fueron una locura por mil y una historias y no pude dedicarle el tiempo necesario para terminarlo. Mi propósito es cerrarlo antes de finales de febrero.

3. Después de actualizar Goodreads, tuve ante mis ojos la evidencia que llego a la escalofriante cifra de 95 libros pendientes de leer. Eso me apabulló un poco, con lo cual he decidido ponerle remedio con mi propio reto de Libros olvidados.


He escogido 10 de los libros a los que más ganas le tengo (así seguro que no me da pereza ponerme con ellos) y aunque dudo que pueda con todos antes de final de año, estaré contenta si la mitad quedan leídos. Los 10 afortunados son:

  • La hija del mar de Mireille Calmel
  • Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas
  • Marido y mujer de Wilkie Collins
  • Un cuento de enfermera de Louisa May Alcott
  • La tienda de antigüedades de Charles Dickens
  • Nuestra señora de París vol. 1-2 de Victor Hugo
  • El festín de Saturnall de Lawrence Norfolk 
  • Sonrisas y lágrimas. La verdadera historia de la familia Von Trapp de Maria Von Trapp
  • Vivien Leigh. El alma de Scarlett de Serge Mafioly
  • La Regenta de Leopoldo Alas "Clarín"

4. Vi en El imperio de las bellotas el Reto cinéfilo 2015 y con lo que me gustan las listas y el cine no me pude resistir. Quizá tenga algún problemilla en alguna de las casillas, pero sospecho que este reto puede ser factible.



5. Acabar los proyectos empezados (esos amigurumis que me miran desde hace meses desde lo alto de la estantería) y estrenar mi máquina de coser de verdad con alguna de las ideas que ya tengo en mente.

6. Y el más importante de todos, no dejar que la rutina me absorba, aprovechar más el tiempo y disfrutar cada día haciendo algo que me guste o me haga feliz de verdad.

Hay alguna cosilla más que me ronda por la cabeza, pero como aún no lo tengo definido del todo voy a dejarlo para más adelante. Siempre hay tiempo de añadir más cositas :)

Y vosotr@s, ¿ya os habéis puesto alguna meta para los próximos meses?



martes, 6 de enero de 2015

Regalos de Navidad

Hoy os traigo una entrada cortita para enseñaros los regalos que he recibido estas Navidades. Todos ellos la mar de especiales y algunos muy deseados.


Tal y como yo sospechaba para Navidades cayó el libro Cartas de Jane Austen. Hacía tiempo que le tenía ganas y ya, por fin, luce en mi estantería. Además, es mi primer libro de la editorial dÉpoca. Desde hace mucho quería tener alguna novela de esta editorial, pero no había forma que me topara con ninguno por las librerías de Barcelona. ¿Y por qué tenía tantas ganas? Pues porque esta editorial cuida mucho sus ediciones, todas son preciosas y tienen grandes detalles, como los puntos de libro o las ilustraciones. 

Las chicas Gilmore también han tenido su protagonismo estas Navidades con dos regalos: una totebag con la lista de todas las peculiaridades de esta serie y una taza con el logotipo del hotel. Ambos regalos son una monada y totalmente inesperados. 

Y por último, también me regalaron un pintauñas transparente. La mar de práctico para el día a día.

En casa, los Reyes sólo dejan un regalo como detallito y este año lo ha hecho en forma de libro. Sangre y champán de Alex Kershaw es una biografía novelizada del fotógrafo Robert Capa. Hace años ya lo leí en la universidad y me apetecía un montón que se incorporara a mi biblioteca para poder revisitar la historia y ver de nuevo las instantáneas que la ilustran.

Me encantan los regalos de este año. ^_^

¿También han sido generosos con vosotr@s? Contadme.